¿Qué debe saber un empresario de marketing en 2021?





8.7.2021



La gerencia empresarial es una de las actividades más demandantes que puede haber. Son muchas las competencias y habilidades con las que debe contar un gerente para realizar su trabajo de manera adecuada. En el caso del marketing, se deben tener unos conocimientos mínimos sobre lo que está sucediendo para colaborar de la mejor manera posible a los responsables del área de mercadeo de su empresa en el logro de su propósito.





Resulta que el marketing, como todas las disciplinas relacionadas con la gerencia de empresas, ha evolucionado considerablemente en los últimos años, de la mano con los avances de tecnología e información, de metodologías ágiles para generar soluciones y de la observación del dinamismo del mismo mercado. Se ha generado una manera de identificar e implementar estrategias, distintas a las que conocimos en la universidad hace 20 años.


Las 4 “P”, los planes estratégicos de mercadeo, las proyecciones de demanda, son esfuerzos que cada vez tienen menos sentido, sobre todo si se trata de PYMES y/o emprendedores. De acuerdo con Moniruzzaman y Hossain (2013), las metodologías ágiles, las sesiones colaborativas, el foco en la generación de soluciones a partir de la experiencia del cliente, son elementos que solucionan aspectos estratégicos de una manera más económica y efectiva que los tradicionales estudios estadísticos, de campo.


Para un gerente de 2021, hay algunos conceptos que se deben conocer, a modo de coordinar con su equipo de marketing el desarrollo de estrategias que logren ser competitivas. En la medida en la que se tenga idea de cómo se diseñan e implementan estrategias digitales en la actualidad, será posible realizar aportes, colaborar, coadyuvar y no entorpecer con los procesos que le permitirán a la marca, darse a conocer y acceder a clientes.


Inbound marketing:


El mercadeo dejó de ser invasivo desde hace rato. Fastidiar a los clientes potenciales y creer que de esa manera cederán y terminarán comprando el producto, es un error que se ha dejado de cometer. De acuerdo con Sordo (2021), la tendencia está relacionada con el desarrollo de estrategias de mucho más tacto, la marca es más cercana pero menos intrusa en la vida de los clientes, hay mucho contenido de valor que le ayuda en la vida a la cliente potencial, el tema comercial pasa a un segundo plano, se convierte en una consecuencia.


Experiencia del usuario:


Hace 20 años lo más común en el momento de desarrollar un plan de marketing, era realizar un análisis estratégico, y a partir de allí, generar un cronograma de actividades. Hoy día se entiende mucho mejor la dinámica cambiante de los mercados, las comunicaciones, la sociedad, por este motivo se planifica de una manera distinta. Aparecieron las metodologías ágiles en mundos distintos al informático (en el que nacieron), y el foco está totalmente en el cliente. Se sigue tomando en cuenta a la competencia, se busca el desarrollo de ventajas competitivas, pero a partir de la experiencia del usuario, lo que genera mayor conexión entre las soluciones que éste busca y las que se le ofrecen.


Embudos de ventas:


Esquema fundamental sobre el cual se diseñan e implementan estrategias para hacer marketing y vender. Su diseño parte por la atracción, para ello se implementas los esfuerzos de marketing: campañas en redes sociales, anuncios pagos, videos, publicidad tradicional… Una vez el cliente potencial muestra interés por la propuesta de valor que se ofrece, se activan las funciones de ventas.





El hecho de que la persona interesada, considere, decida y realice la compra obedece a sus intereses, por supuesto, con ayuda de información a la que tiene acceso y de las capacidades de las distintas alternativas, de ofrecer el valor que la persona requiere. Todo esto se puede diseñar utilizando las metodologías adecuadas, y siendo honestos en cuanto a la propuesta de valor de la marca. El reto final, y quizás el más importante, tiene que ver con la fidelización, con la prestación de un excelente servicio, con la superación de las expectativas de los clientes, con la posibilidad de que formen parte de una comunidad, hasta el punto en el que se convierten en embajadores de la marca.


Planificar, ejecutar y evaluar:


Algo que los gerentes empresariales deben tener claro para la adecuada gestión del marketing de su negocio, tiene que ver con que los esfuerzos de marketing se relacionan con la creatividad, y con procesos gerenciales conocidos. La gran mayoría de las actividades se planifican, están vinculadas con el embudo de ventas de la empresa, se organizan y se deben establecer como hábitos de trabajo. Así como se planifica, se evalúa. La experiencia sumada con las tendencias de marketing del momento, representan la posibilidad de generar estrategias efectivas.


Todo se puede medir:


Es muy importante para un gerente empresarial, tener claro que en marketing digital todo se puede medir. Partiendo de esta premisa, resulta conveniente comparar el comportamiento y los resultados de cualquier estrategia que se implemente. El número de visitas a la página web, el alcance de las redes sociales, el número de clics que puede generar determinado anuncio de búsqueda, son sólo algunos ejemplos de KPIs que genera cada plataforma y deben ser presentados y analizados para la toma de decisiones gerenciales.




Bibliografía:


A B M Moniruzzaman, Dr Syed Akhter Hossain (2013) Comparative Study on Agile software development methodologies. Cornell University. Ithaca, NY, USA.

Sordo (2021) Qué es el inbound marketing y cómo aplicarlo con éxito en 2021. Hubspot.

Otter (2018) 10 inbound marketing metrics every marketer should know. Sven SSon & Friends.